My Whatsapp killed the telephone call

(Sintonía)

Los habituales llantos, aún no coplas, por la muerte de la carta a manos de internet, son comprensibles si se aplican a todos los artistas del género epistolar que hayamos podido conocer, entre los que han visto su obra publicada y también los amigos de buena pluma con los que hayamos podido mantener correspondencia. Sin embargo, a lo largo de la historia, la mayoría de los seres humanos no han pedido a la epistolografia otra cosa que una comunicación eficaz. Ni la han ejercitado con conciencia artistica, ni tampoco usado para asuntos que nos tuvieran que interesar. Apenas pudieron ir reemplazando la carta por el telegrama, el teléfono, el mensaje de texto, el correo electrónico (medio que, por otra parte, permitía igual la redacción de extensas cartas), el chateo y las redes sociales, los muy humanos emisores lo hicieron sin el menor remordimiento por estar extinguiendo una tradición alimentada durante siglos por san Pablo, Plinio el Joven o Madame de Sevigné.

Sigue leyendo

Anuncios

De puente a puente

constitucion_espanola_de_1978
Al feriado que es largo hasta tragarse días laborables intermedios, en España lo llaman “puente”. El más popular e inevitable de todos los puentes del año es el que sostienen la antigua fiesta religiosa de la Inmaculada Concepción, 8 de enero, y la vieja fiesta cívica de la Constitución votada el 6 de diciembre de 1978. Ambos pilares parecen en estos tiempos bastante corroídos, a fuerza de desacralizados, aunque algunos me dicen que el consumo que se dispara en estas fechas forma una hojarasca tan densa, que ella por sí sola se basta para mantener en pie la construcción  mejor que la Iglesia y el Estado juntos.

Sigue leyendo

Astérix no fue a Italia

o Astérix y los romanos

Asterix y ObelixHubo una generación de lectores de Astérix*, la primera, que estudiaba años de latín en el colegio y probablemente se divertía mucho al encontrar, en contextos hilarantes, frases latinas retenidas a fuerza de horas de clase, dictado y traducción: el ciceroniano “quousque tandem” en boca de un vecino furioso por los ruidos nocturnos, el evangélico “beati pauperes spiritu” como irónico comentario a una superstición, el cartesiano “cogito ergo sum” como contraseña de una patrulla militar… piratas_asterixFue un proceso contrario al de la segunda generación, a la que creo pertenecer, y que estudiaba ya menos latín: nosotros reconocíamos en nuestros manuales, con regocijo, frases que recordábamos de los globos de texto de Astérix. Descubríamos por fin su significado, y a veces incluso las aprovechábamos para traducir más rápidamente o entender mejor una norma gramatical. Sigue leyendo

Blandings Revisited

Después de un montón de años (tal vez de algún ciclo de Cary Grant que pusieran en la TVE a.p.*) vuelvo a ver la comedia de 1948 Mr. Blandings Builds His Dream House, que en España se titulaba Los Blandings ya tienen casa. Un matrimonio con dos hijas y la consabida “chacha” de color a la que solo le falta ir por ahí llamando a la “Señorita Escarlata”, harto de la congestión de Nueva York y de vivir apretuguñados en su minúsculo apartamento, compra una casa en el campo. Acaban atrapados en una vorágine de obras costosas e imprevistas que, a cambio de levantar la casa de sus sueños, los lleva al borde de la ruina. Los salva un oportuno final feliz. En medio, sketches y situaciones cómicas que sacan lo mejor de Grant y de su pareja, la siempre elegante Myrna Loy.

Apenas recordaba de mi primer encuentro con el filme otra cosa que haberme divertido muchísimo. Ahora, en cambio, lo asimilo con una gota de amargura. Quien, sin necesidad de irse a África, se ha rodeado cual otra Jane Goodall de esa particular especie de antropoides que en castellano se llaman “albañiles”,** creo que reconocerá en la saga de los Blandings una de las muchas tragedias del hombre moderno.

Al menos, a mí me pasó.

*Antes de las privadas.

** Por cierto, que en la película tiene fugaz papel de albañil Lex Barker, futuro Tarzán y esposo de Carmen Cervera (muy mona asimismo en aquellos tiempos).