Comentario de ‘Glass’ (que no reseña)

descarga
El doctor Carlos Hakansson, gran constitucionalista y, con nosotros sus amigos, gran cinéfilo, me exhortó a la salida del cine a escribir esta notita. Y eso que mi experiencia como lector o espectador de historias de superhéroes está lejos de ser la de un aficionado. Sin embargo, de lo visto y lo escuchado a lo largo de mi vida, incluyendo fuentes indirectas, me he armado una clasificación de tres fases, según la manera en que los superprotagonistas se relacionan con su medio:

Sigue leyendo

Anuncios

Algo sobre “La diligencia”

la Diligencia Semana (Piura) 18 mayo 2014

Este artículo del otro día es de contenido general. En el tintero me dejo alguna reflexión más propia y personal, para publicar otro día aquí en mi territorio donde puedo abusar más que en el Semana de la paciencia de mis lectores. Agrego el video con los famosos cinco segundos (16-21)  que hicieron entrar a John Wayne a la historia del cine. En cambio, la foto que me han puesto en el periódico es más bien de las postrimerías de su carrera, creo que en la película True Grit que en España se conoció como Valor de ley, buen juego de palabras, mutado para nuestra América en un brillante Temple de acero.

A propósito, debo aclarar a quienes me lean desde España que Más corazón que odio, título que suena a telenovela, se llama rimbombantemente en su país Centauros del desierto, que poco sugiere del contenido de la película como lo hace el original The Searchers (¿podría haber sido Los perseguidores?). En cuanto a Un tiro en la noche, no es otra que El hombre que mató a Liberty Valance.

Lo pisado, pisado

Pagué hace cosa de tres meses la debida entrada para The Dark Knight Rises. Disputando el premio al título más largo, en España se ha llamado El caballero oscuro: la leyenda renace; y en esta orilla Batman: el caballero de la noche asciende. Aunque me repele la presencia en cualquier título de la palabra “leyenda” (lo mismo me pasa con “destino” o con los sintagmas “el último X” o “un Y llamado Z”), prefiero el español porque ese “asciende”, por más que lo intente, no me suena a “ascensión” o apoteosis alguna, sino a “ascenso” administrativo, y eso casa poco con los métodos de trabajo de Bruce Wayne por muy industrial millonario que sea.

Pero en fin, qué importa. Si, a fin de cuentas, todos la van a acabar llamando Batman 3. .. Sigue leyendo