“El desafío de la brevedad”, aceptado

Llevaba mucho tiempo sin que me antologaran en ninguna parte, pero donde hubo fuego dicen que queda no sé qué. De manera que, gracias al joven colectivo de poetas, investigadores, y editores piuranos Tertulia Cero, mi nombre y un par de obritas mías (no diré cuáles, pero excavando en esta maceta se pueden encontrar entre otras pocas) han encontrado sitio, junto con otros autores de distintas edades y renombres, en esta primera y —lógicamente— breve recopilación de la microficción piurana. Garantizo, para quien le sirva, que es rica, variada y placentera incluso para públicos exigentes. Búsquela quien pueda.

 

Anuncios