… y sobre quienes evitan mirar al cielo.

Lawrence sin sombrero

Lawrence sin sombrero

A propósito de los pródigos Siete pilares  de Thomas E. Lawrence. A propósito de las eternas diferencias entre oriente y occidenteA propósito del uso del sombrero, que en este fragmento remonta el vuelo de lo meramente cultural a lo teológico:

Nuestro empecinamiento en llevar sombrero (debido a nuestra ignorancia sobre las causas de la insolación) había conducido a los orientales a ver en él algo significativo, y después de reflexionar mucho sobre ello sus cabezas más sabias llegaron a la conclusión de que los cristianos llevaban algo tan espantoso con el fin de que sus alas se interpusieran entre sus débiles ojos y la incompatible visión de Dios. Así, el sombrero recordaba continuamente al Islam que Dios, el mal llamado, era también poco querido por los cristianos.

(Los siete pilares de la sabiduría XVI)

Recuerdo a todo esto cómo el presidente Kemal Atatürk fomentó en Turquía el uso del sombrero, en lugar del tradicional fez otomano. Fue una de sus más vistosas reformas europeizadoras y secularizadoras, me huelo ahora que con más de lo segundo que de lo primero.

Kemal con sombrero

Kemal con sombrero

Anuncios

Sombreros

Chalán

El sombrero es una prenda que siempre me gustó en cabeza ajena. Tendrá la culpa mi formación sentimental a base de películas norteamericanas de los años 30-50 (la “Primera sesión” de los sábados en TVE-1). Aun así, crecido como hube en una generación sinsombrerista, jamás se me ocurrió ponerme uno: creo firmemente en el lema de George Brummell de que la elegancia consiste en no hacerse notar (cómo me cuesta a veces que lo entiendan mis alumnos). Sigue leyendo