Ciento en la herradura

Con mis escritos puramente creativos soy más bien pudoroso, por razones obvias. Desmerecen de sus modelos, si los tienen, y en todo caso nunca me parece que estén plenamente acabados. Algunos, con el paso del tiempo, me llegan a avergonzar terriblemente. Por eso me atrevo a sacar a la luz prosa menuda de tamaño y de ambición, en forma de glosas, notas, comentarios… Sigue leyendo

Anuncios