El transbordo

La realidad, quiero decir la actualidad, se empeña en venir a interrumpirme al páramo. En este caso, haciendo que me sienta obligado a una nota sobre la renuncia de Benedicto XVI. Esta sorprende, por lo insólita y repentina, pero al mismo tiempo no extraña. Sigue leyendo

Anuncios