Dos cameos de don Quijote

De caminosdispersos.wordpress.com

Solaris, de A. Tarkovski (en caminosdispersos.wordpress.com)

En 1972, el cineasta ruso Andrei Tarkovski filmó una estancia: cuadros y libros, araña  colgante de cristal y muebles de madera. El único reducto de belleza acogedora dentro de una estación espacial. Se reúne allí un pequeño grupo de científicos, poco dados a comunicarse después de años en el cosmos, lejos de una Tierra en la que han perdido demasiadas cosas que importan. Sigue leyendo

El divino gordito

Comparto con mi santa esposa, entre otras, la pasión por las películas de Hitchcock. Tomo prestado para el título de esta entrada el sobrenombre que a sir Alfred le pusieron los grandes Faemino y Cansado, no tan popular como el de “mago del suspense” pero igualmente definitorio.

El estreno del “biopic” de Sacha Gervasi nos llevó a dejar a las niñas por unas horas para plantarnos en la poco concurrida sala de cine. Unas notas que tomé más tarde crecieron lo bastante como para mandarlas al periódico; aun así, supongo que por razones de diseño de página, no apareció una nota al pie en la que hacía mi ensayo de interpretación de la crítica cinematográfica popular:

Se mueve entre “mal, es una película muy lenta” y “chévere, tiene buenos efectos”. Quien ose salirse de ese marco, tal vez sea considerado medio raro.

Un retrato de Hitchcock

Y bueno, aquí está. No es una gran película, en conclusión. Ni falta que le hace.

En el principio fue un hobbit

Smaug (2)

El dragón Smaug, por Flavia Prendes

Ayer, en todos los templos católicos del mundo, nos recordó San Juan Evangelista que al principio de las mejores creaciones está el Verbo. J.R.R. Tolkien, filólogo, escribió la palabra “hobbit” sin saber aún qué significaba, y a partir de ella creció una historia para contar a sus hijos, de igual modo que un poblado árbol de mitos y poemas iba naciendo de su “vicio secreto” de imaginar nuevos idiomas.

Sigue leyendo