Papel y prestigio

Llevo unos cuantos días leyendo una novela contenida en el fantástico smartphone que me regaló mi esposa por nuestro aniversario. Comodísimo soporte que me permite dedicarme a la lectura sin embarazo en cualquier taxi, en la cafetería y en todo entorno que no sea el del banco, donde el uso de estos aparatos electrónicos está perseguido.

Sigue leyendo

De cómo mi hija parece haber asimilado a su manera que los libros aportan ilustración al ser humano y disipan las tinieblas de la ignorancia

Papá, vamos a la brilloteca.