Años cuesta arriba

Hago examen de conciencia y caigo en que tal vez haya también algo hereditario en la obsesión trepadora de mi descendencia, ya dos veces mencionada.

Sigue leyendo

Anuncios