Samsa y compañía

(Avisé: aquí un par de respuestas que envié en su día acerca de La metamorfosis de Kafka)

Kafka_portrait

¿Qué aspecto de la obra resaltaría y por qué?

Destacaría su efectividad a diferentes niveles de comprensión. Para empezar, lo podemos leer perfectamente como un “simple” relato de horror. Un hombre cualquiera se despierta una mañana y descubre haberse transformado en un insecto monstruoso. A partir de ahí, se incrementa la sensación de angustia no solo por la vida que se ve obligado a llevar el pobre Gregor Samsa y cómo se deteriora su relación con quienes le rodean, sino además por lo inmotivado de esa situación. La metamorfosis sigue la lógica de las pesadillas, o sea ninguna: no la ha provocado ninguna acción exterior como un maleficio, que es lo que sucede en los cuentos de hadas o en los relatos de ciencia-ficción. Lo desconocido, lo invisible, es siempre mucho más inquietante que aquello que tiene forma y causa definidas (que, en cambio, puede ser más espectacular o más repulsivo). Sigue leyendo

A saltos de Rayuela

1. Recomendación de Rayuela (por si se pierde)

El argumento principal de Rayuela -un argentino ocioso convive en París con su amada; tras su desaparición, regresa a Buenos Aires, donde en vano intenta olvidarla- hubiera dado para muchas novelas convencionales, y tal vez alguna buena. Sin embargo, en este resumen se pierde lo mayor y hasta lo mejor de la obra. Se advierte al principio que este libro es muchos libros, y se dan pautas para sacarle el mejor provecho, de las cuales la más importante tal vez sea la de aprender a leer como quiere el enigmático escritor Morelli: como nos dé la gana, pero aceptando ser sus personajes más activos y olvidar esas novelas que se leen de principio a fin “como un niño bueno”. Para ayudarnos, a las dos partes de la novela se une una tercera con “capítulos prescindibles”: episodios secundarios, diferentes perspectivas de la trama o una miscelánea de reflexiones sobre todo lo imaginable y con las formas y las fuentes más insólitas. Este uso lúdico de la literatura y el lenguaje (que llega al máximo en el empleo del “glíglico”, lenguaje de palabras inexistentes), ya anunciado en el mismo título, conlleva una rebeldía universal por vía también del juego: la lógica, el orden, la convención, la realidad estorban a Horacio Oliveira, protagonista de Rayuela entregado a la reflexión filosófica y poética, al lado de su fascinante Maga, y a largas veladas de whisky y música de jazz junto a sus demás compañeros del cosmopolita “Club de la Serpiente”.

Sigue leyendo

Saxo en los Andes

(sí, con a)

Jean Pierre Magnet (diario El Comercio)

Jean Pierre Magnet (diario El Comercio). Esta entrada NO habla de él.

A Joaquín Moreno Pedrosa, tarde

América fue el Nuevo Mundo para los europeos por cuanto tenía de distinto comparado con el propio. Pero, por un tiempo, fue también un mundo nuevo para aquellos que lo habitaban desde antiguo. Sigue leyendo

Clásicos blanditos

Si a la recomendación de leer El Aleph, excelente cuento de Jorge Luis Borges, alguien opone la clásica falta de tiempo, como aperitivo o sustituto le cortapego aquí unas imágenes (de todo hay en la viñeta del Señor) que captan buena parte de su esencia:

http://2.bp.blogspot.com/_Ys8tCaJjnU4/THRCkrcRn3I/AAAAAAAAAA4/F3op9r49448/s1600/mafalda_todo-aqu%C3%AD.jpgPor idéntica razón, quien no quiera darse el respiro de leer y sí ahorrarse un final escalofriante, puede cambiar (o prologar) No se culpe a nadie, de Cortázar, por los pocos segundos de esta obra maestrilla de la narración televisiva.