Sobre valores de época

(Con algo sobre cine romántico, más una nota sobre las conclusiones de los cuentos de hadas)

Conversaba con estudiantes sobre Vacaciones en Roma, la película con la que William Wyler, a la par que una ejemplar comedia romántica, obsequió a la historia del cine la sin par Audrey Hepburn. Una película de las que merecen revisión, aunque en Latinamérica convenga taparse los ojos al principio para no leer el melirreico título que le endosaron.

Princesa

Sigue leyendo

El síndrome de Pitti o cuando acabe la pandemia

Se detiene la actividad humana, y lógicamente baja la contaminación, así que más pura la luna brilla y se respira mejor. Las calles, serenamente silenciosas, cosa que lamentablemente no aprecian todos los que necesitan andar con su banda sonora incorporada. Nos encantan las imágenes –dichoso quien las haya podido filmar– de animales salvajes que se aventuran en la gran colmena humana, preguntándose qué hace tan vacía. Aunque haya remitido notablemente la plasticofobia que empezó el año pasado, lo cierto es que se produce menos basura.

Sigue leyendo

En “Clarín”: “Privatizaciones”

Clarín

La excelente revista literaria Clarín ha tenido la gentileza de publicarme en su nuevo número una pequeña colección de aforismos, que confío a la benevolencia de los lectores españoles y americanos.

Privatizaciones Clarín

Rendirse jamás

Caballero negro

No te rindas nunca, ya lo sabes. Otros dirán que te han vencido, pero nada importa mientras tú a ti mismo te sientas vencedor, te proclames como tal. Di la última palabra.
Recuerda siempre al Caballero Negro.

Star Wars VII: la nostalgia se pone al día

Al igual que el propio George Lucas, he querido tomarme mi tiempo para publicar una opinión sobre El despertar de la fuerza, y de paso ir escuchando ajenas. La mía no va a ser tan desfavorable como la del padre de la saga, aunque tengo que admitir que entiendo su decepción y tristeza al verse así expulsado de su mayor creación. Al fin y al cabo, los católicos estamos celebrando el año de la Misericordia. Sigue leyendo

De la mano de con quién

De primeroseducadores.blogspot.com

De primeroseducadores.blogspot.com

La mayoría de hablantes nativos, según escucho a mis alumnos y algunos vecinos, no usa la expresión “ir de la mano de alguien”, sino “de la mano con alguien”. Pienso, medio ocioso como estoy, en las connotaciones de ese cambio de preposición sobre el (creo) uso más extendido en castellano:

a) Desconfianza: podré ir contigo y hasta admitir contacto epidérmico, pero ojo, que la mano es mía (ver entrada anterior).

b) Individualismo: tomo tu mano, pero voy contigo: tú no eres quien me lleva.

c) Entrega (la benévola): lo de menos es de quién sea la mano, lo importante es con quién voy.