De la importancia de reírse de uno mismo

(Al fin, una prueba convincente)

Descubro ahora en mi hija menor algunas manías felinas. Le echo algo de culpa a su intercambio habitual de feroces carantoñas con el gato Ron. Miro a la cara a cualquiera de los dos de esa pareja asilvestrada (esos ojazos fijos, ese pellizco de nariz, ese mentón invisible), y en seguida me acuerdo del otro. Ambos comparten la pasión por trepar escaleras, camas, sillas, mesas, muebles, aunque no lamentablemente la habilidad de caer de pie. Sigue leyendo

Anuncios

Más gatos

Fotografía de Víctos Palacios Cruz

Fotografía de Víctor Palacios Cruz

O más poesía gatuna, de mejor cosecha que la de otras veces.

Por hablar de El hobbit, no pude menos que acordarme de aquel poema felino de su mismo autor, que ya prefigura un tema tan tolkieniano como la energía que palpita en el corazón de la vida sosegada. Sueño de tigre, lo llamaría Borges en otra parte. Sigue leyendo