“Tom Jones”, del libro a la película

Una de las pertenencias que me traje tras mi doctorado riojano fue un ejemplar de la novela Tom Jones. Mi amigo Ricardo Mora me exhortaba a dejarme de lecturas académicas e hincarle el diente de una vez a la obra más famosa de Henry Fielding; la cual, por otra parte, mi maestro Miguel Ángel Muro utilizaba en tentadores ejemplos durante sus seminarios de narratología. Por si fuera poco, la versión cinematográfica de Tony Richardson fue ofrecida una noche por José Luis Garci, quien a inicios del siglo XXI todavía luchaba por el cine clásico antaño tan abundante en TVE.
Ahora yo no puedo menos que recomendar los dos, libro y película.

Sigue leyendo

Anuncios

“Alicia”, 150 años

Humpty Dumpty

Nunca se me hubiera ocurrido espontáneamente escribir una entrada valorando la obra de Lewis Carroll. Mis conocimientos alicíacos no dan para tanto. Pero, ante el aliciente de un cuestionario, me salieron estas cuantas palabras. Espero que hagan justicia a la sesuda niña.

Nota del 18 de julio: Sigue leyendo

Modos de ver “El tercer hombre”

(Artículo en papel con glosa digital)

El tercer hombre y su público

Era en clase de Literatura. Tercer curso del ya extinto Bachillerato Unificado Polivalente (toma ya): Cierto ambiente anárquico en la clase, compatible con intensas sesiones de poesía del Siglo de Oro. (Yo ni pienso entonces en la Filología). Sigue leyendo

Enrique y Woody

(Salió en Magenta el 2007)

              

Es más o menos sabido que Woody Allen (Nueva York, 1935), siendo ya un artista curtido en el humorismo de prensa, radio y televisión, comenzó su carrera cinematográfica en 1966 con What´s up, Tiger Lily? (exhibido en español como Lily la tigresa), un mal filme japonés de espionaje que Allen se ocupó de doblar humorísticamente al inglés, dislocando hasta el absurdo más completo sus diálogos. Tres décadas antes, el multifacético humorista español Enrique Jardiel Poncela (Madrid, 1901-1952), se había permitido la misma travesura con una serie de películas mudas cuyo reciclaje le había sido encomendado por la Fox. Aquella colección de cortometrajes, exhibidos bajo el brillante título de Celuloides rancios, fue muy celebrada por un público que ya no quería ni podía tomarse en serio aquellos viejos argumentos y actuaciones. Sigue leyendo

No llega a desolación

Dragón por J.R.R. Tolkien

Pero sí deja algo insatisfecho, sobre todo si recuerdo mis elogios a la película del año pasado. Aquí está mi veloz crítica, que se fue escribiendo sola al compás de los comentarios que, en familia, íbamos intercambiando a la salida del centro comercial.

La desolación de Smaug y El Hobbit

y para terminar, mi CRÍTICA A EL HOBBIT: LA BATALLA DE LOS CINCO EJÉRCITOS (2014)