Astérix en Italia (¡por fin!)

Resultado de imagen para asterix en Italia

Tarde según mi costumbre, me entero de que a finales del año pasado salió una nueva aventura de los dos irreductibles galos. Lo cual me alegra por partida doble: no solo es que la historia, por lo que destripa Wikipedia, prometa estar a la altura de mis héroes, sino además porque talmente se diría que Ferri y Conrad me hubieran leído hace tres años. Cubierto ese triste vacío en el mapa del imperio, ¿dónde se les ocurrirá llevarlos ahora?

Anuncios

Ucronía y negritud

Vuelvo con Mandela, ya que por buscar su cita aquella me encontré con esta otra en la que el Madiba se metió a la forma más segura y a la vez más discutible de ser profeta: la de contar la historia de lo que nunca ocurrió. La reproduzco aun sospechando que podría tratarse de una de tantas genialidades apócrifas que buscan mayor audiencia en internet arrimándose a una fuente con autoridad (la mayor víctima de ellas en los últimos tiempos creo que es el papa de Roma):

Si el desarrollo del pueblo africano en su propio país no hubiera sido interrumpido por la llegada de los blancos, se habría producido un desarrollo igual al de Europa y al mismo nivel, sin ningún contacto con nadie (Fuente).
No sé cómo interpretar la frase. Por una parte, sugiere un mecánico optimismo sobre la evolución de las sociedades, propio del siglo XIX (europeo) y difícil de creer en cuanto que se confía al aislamiento geográfico y cultural. Sin embargo, podría estar más bien expresando pesimismo antropológico: una conciencia resignada de que el africano, para devastar tierras con el arma y con la máquina, más autodestruirse con el nihilismo, el hedonismo y la codicia igualito que en Europa, podría haberlo hecho él solo y sin ayuda.
Lo demás es utopía. Arcaica.
Nota de 2018: Desconocía en el momento de redactar esta entrada que la utopía susodicha tenía su propio soporte literario. Ha tenido que pasar al cine comercial para que me entere. El héroe sudafricano debía de imaginarse como realidad frustrada esta versión afromarvelita de la aldea de Astérix:

Astérix no fue a Italia

o Astérix y los romanos

Asterix y ObelixHubo una generación de lectores de Astérix*, la primera, que estudiaba años de latín en el colegio y probablemente se divertía mucho al encontrar, en contextos hilarantes, frases latinas retenidas a fuerza de horas de clase, dictado y traducción: el ciceroniano “quousque tandem” en boca de un vecino furioso por los ruidos nocturnos, el evangélico “beati pauperes spiritu” como irónico comentario a una superstición, el cartesiano “cogito ergo sum” como contraseña de una patrulla militar… piratas_asterixFue un proceso contrario al de la segunda generación, a la que creo pertenecer, y que estudiaba ya menos latín: nosotros reconocíamos en nuestros manuales, con regocijo, frases que recordábamos de los globos de texto de Astérix. Descubríamos por fin su significado, y a veces incluso las aprovechábamos para traducir más rápidamente o entender mejor una norma gramatical. Sigue leyendo

La amarga lucidez del liderazgo

Más su fatal soledad. Puede ser que, después de Alfred de Vigny, la literatura francesa jamás haya retratado con más tino la grandeza y servidumbre de las armas (“¿No es milicia la vida del hombre sobre la tierra?”, recuerda el Libro de Job) que en este trágico y conmovedor fragmento.

En Goscinny, R. / Uderzo, A.,  Asterix y los godos, Barcelona, Grijalbo, se me olvidó mirar la página.

En Goscinny, R. / Uderzo, A., Asterix y los godos, Barcelona, Grijalbo, se me olvidó mirar la página.