Lo enorme, inerme

Así la muestra Rubens

Así la muestra Rubens

La de los tres Reyes Magos fue una inmarcesible epifanía. Esto entró en la conciencia humana cuando Gaspar, Melchor y Baltasar se postraron ante el Niño: la idea de que el signo más alto de la civilización se muestra en el respeto hacia las jerarquías inermes.

[Eugenio d’Ors, “Epifanías”, en Novísimo glosario]

Anuncios

Bestiario navideño

(Collage)

Adoración

Hoy mismo queda fuera de todas las justicias

despreciar como un perro al cinocéfalo,

o poner envidiosas zancadillas

al esciápodo raudo de pies como sombrillas.

Ay de aquel que, tras pasados estos días de alba nueva

vuelva a mirar a los blemias por encima de hombro alguno,

o, por más que se remita a Alejandro y Aristóteles,

moteje nunca más de monstruo a nadie.

Tres sabios han cruzado el siempre extraño Oriente

al paso sigiloso que nacen las estrellas,

camino de la tierra en que, aguardando

que una gota de sangre le regrese

el soplo luminoso de su origen,

yace la calavera de Adán, padre de todos.