Samsa y compañía

(Avisé: aquí un par de respuestas que envié en su día acerca de La metamorfosis de Kafka)

Kafka_portrait

¿Qué aspecto de la obra resaltaría y por qué?

Destacaría su efectividad a diferentes niveles de comprensión. Para empezar, lo podemos leer perfectamente como un “simple” relato de horror. Un hombre cualquiera se despierta una mañana y descubre haberse transformado en un insecto monstruoso. A partir de ahí, se incrementa la sensación de angustia no solo por la vida que se ve obligado a llevar el pobre Gregor Samsa y cómo se deteriora su relación con quienes le rodean, sino además por lo inmotivado de esa situación. La metamorfosis sigue la lógica de las pesadillas, o sea ninguna: no la ha provocado ninguna acción exterior como un maleficio, que es lo que sucede en los cuentos de hadas o en los relatos de ciencia-ficción. Lo desconocido, lo invisible, es siempre mucho más inquietante que aquello que tiene forma y causa definidas (que, en cambio, puede ser más espectacular o más repulsivo).

En segundo lugar, son muy válidas las lecturas simbólicas que se le suelen agregar. Estas están sobre todo en clave de crítica social. Samsa, como insecto, parece haber adoptado una forma más “real” que la humana en cuanto que lo revela a él y a los demás como verdaderamente son. Él es una persona bondadosa y bastante insignificante, hacia quien pierden los miramientos todos los que ya no pueden seguir aprovechándose de él. Las relaciones de poder, en el trabajo y muy especialmente en la familia, son retratadas de una manera terrible y desoladora. La más desagradable es sin lugar a dudas la del padre, igual que sucede en otros textos de Kafka.

¿Qué otro libro mencionaría en el que se vea una metamorfosis en sus personajes?

La mutación de la forma humana es tan antigua como la literatura, y probablemente aún más, es decir, tan antigua como el mito. Supongo que responde a nociones presentes en lo más profundo del alma humana como la identificación del hombre con el resto de la naturaleza, o el temor a la pérdida de la identidad individual. El “catálogo” más completo de historias míticas con este tipo de mutaciones está en el poema de Ovidio Las metamorfosis, del siglo I a.C., que fue el que puso de moda esta palabra griega para los dos milenios sucesivos: tan de moda, que el relato de Kafka se tradujo con ese título, por más que hubiera sido más apropiado titularlo, simplemente, La transformación (en alemán, Die Verwandlung).

Se me ocurren otros títulos “ejemplares” de metamorfosis, de los muchos que se podrían citar:

  • La metamorfosis o El asno de oro, del escritor romano-africano Apuleyo (siglo II d.C.). El argumento principal de esta es la mágica transformación de un joven en asno, y cómo esto le convierte en testigo de los aspectos más ridículos o vergonzosos de los seres humanos.
  • El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson. Un científico logra, gracias a una fórmula de su invención, separar su personalidad bondadosa y su personalidad maligna, cuya forma adopta temporalmente. Sin embargo, la última cada vez se resiste más a desaparecer.
  • El hombre invisible, de H. G. Wells. Otro científico que experimenta consigo mismo. En este caso su deseo es de poder; sin embargo, la invisibilidad lo convierte en un ser más aislado e indefenso de lo que imaginaba.
  • “Axolotl”, cuento de Julio Cortázar incluido en su libro Final de juego. El protagonista y narrador se siente fascinado hasta la obsesión con el anfibio del título, que observa en un acuario y en el que va descubriendo progresivas cualidades humanas.
  • “La insignia”, cuento de Julio Ramón Ribeyro. Aquí la transformación no es maravillosa, pero sí insólita y divertida. El protagonista se cuelga una insignia hallada por casualidad, y su vida cambia por completo al ser tomado como miembro de una enigmática sociedad.
  • El hablador, de Mario Vargas Llosa: la transformación de un universitario limeño en miembro y portavoz de la memoria y cosmogonía de la comunidad machiguenga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s