Sinestesia

Nadie alumbra greguerías mejor que los niños, hasta el punto de que muchos no pueden resistir el pasarlas por escrito, con o sin glosa, y menos aún en estos tiempos de redes sociales. Es lógico. Peor me sienta el que algunos se pongan a vender libros con esas recopilaciones, aunque sea solo por la típica razón del despechado de que eso lo hace cualquiera.
Gratis, yo ensarto aquí para que no se olvide esta última de mi primogénita que, ante las interferencias telefónicas mientras trataba de hablar con su abuela, le informó de que se escuchaba pixelado.
Anuncios

Un pensamiento en “Sinestesia

  1. “—Siguiendo esa idea, escribes que los poetas somos así, como vosotros, los niños: vemos en una cosa más cosas. Pero yo creo que en el caso del niño es por ingenuidad y en el del poeta, por inteligencia.

    —El poeta no creo que escriba desde la inteligencia. Al menos yo no. En cuanto a la ingenuidad, no sé, tengo hijos y lo entrecomillo. Yo no veo a los niños ingenuos. Esa idea creo que es muy occidental y muy reciente, y hunde sus raíces en Rousseau. Me refiero a la mirada metafórica. Mi hijo dice al salir de un túnel que el cielo se ha despertado. Es decir, que utiliza la metáfora como herramienta de conocimiento, igual que el poeta. El uso del lenguaje es parecido. Su mirada casi idéntica” (entrevista a Jesús Montiel, en Zenda: https://www.zendalibros.com/jesus-montiel/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s