Cultura para Greg

La serie de novelitas de El diario de Greg han sido, gracias a mi primogénita, uno de los descubrimientos literarios de este año. Celebrar en ella la sátira es casi un tópico: mucha de la buena literatura infantil, desde tiempos de Elena Fortún o Richmal Crompton, ha elegido como rumbo contraponer la lógica libre y aplastante del niño a los pesados hábitos y condicionamientos del adulto. Me han divertido mucho  también otros tipos de caricatura de la realidad. Por ejemplo, su (auto)parodia de la reiterativa literatura de consumo escolar, con más fuerza en su high concept que otra cosa:

IMG_20170820_172935

La verdad es que las portadas se lo ponen difícil a cualquier relato que quiera estar a la altura (ayer dije lo mismo de este mismo blog, ay).

O, hablando de producción cultural en serie como churros, esta perfecta síntesis de ciertos productos televisivos excretados bajo forma de princesas, hadas, colegialas, mejoramigas, lunas, violetas y otras criaturitas de mierdisney:
img_20170810_112200

Y lo peor es que es verdad… que, efectivamente, ¡no se rinden!

P.D. Agregaré una visión general a este par de impresiones con esta autorizada crítica. Que, por cierto, me he encontrado con que en otros enlaces de su página cita como ejemplos tanto el de Krisstina como el de los Ladrones de Calzoncillos. Me alegra compartir sensibilidad con Luis Daniel González, y juro por el psicólogo de Rowley que es pura coincidencia.

Anuncios

2 pensamientos en “Cultura para Greg

  1. Bienvenido de nuevo a la actividad bloguera, Manuel.
    En el enlace que pones sobre el “high concept”, me llama la atención que García may se atreva a hablar de “los infames ochenta”. Se nota que lo escribió en la década anterior, hoy no hay huevos para decir eso en voz alta: lo linchan los fans de los Goonies y los Cazafantasmas, que están muy crecidos (en los dos sentidos de la palabra).

    Le gusta a 1 persona

  2. Y el Arte moderno, acaso no es también un producto de todo esto?
    La raíz del problema lo has dicho Manuel: no hay tiempo (o al menos es es la percepción general) y no se puede o quiere invertir el escaso que queda en leer….

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s