La lectura diagonal

lectura-rapida

Tomado de La Guía

Afortunadamente lejos del trabajo y de internet, he renovado en estas vacaciones los placeres de la lectura diagonal. Es decir, de aplicar a ciertas novelas la práctica que otros más disciplinados reservan solo para los manuales universitarios, la de pasar páginas en busca tan solo del dato exacto y necesario. Esto en ciertas narraciones entraña seguir la ilación de la trama y enterarse de los sucesos sucesivos, pero saltarse los embrollosos detalles que pretenden dar a la historia una verosimilitud que nadie le ha pedido. En cuanto al disfrute de la calidad de la prosa, las ventajas también me parecen claras: haces la vista gorda sobre las imperdonables faltas de estilo (típicas de tantas  narraciones que lo único que aspiran es a la susodicha sucesión de sucesos sucesivos), y gozas de los aciertos de lenguaje que descubres por sorpresa, sin que te distraiga de ellos toda esa paja en que vienen sepultados.

Hablo de novelas porque son el género literario que más se presta a este tipo de selecciones, el que mejor sobrevive a la frustración del ideal de que en una buena obra literaria no debería faltar ni sobrar nada. Después de todo, la perfección tampoco es tan frecuente, y tenemos derecho a escoger lo bueno hasta de las obras que prometen disgustarnos.
Es práctica que recomiendo para cuanto promete ser best-seller: a mí me funcionaba en la adolescencia con Follett, con Gironella, con Tarzán (he repetido la práctica hace poco con este, en busca de citas apenas recordadas). Lo raro es que a veces también me ha hecho descubrir libros de inesperada calidad y densidad, que en este caso me callo por no ofender al autor innecesariamente con mi discriminatoria pero ávida lectura. El libro en cuestión merecería un segundo asalto, ahora atento y demorado, pero no va a suceder: mis apremios e intereses literarios van por otro camino, así que me conformo con esas pocas horas de rápida pasión.
Anuncios

Un pensamiento en “La lectura diagonal

  1. Mi método en estos casos es el de leer -o pasar la vista- solo por las páginas impares, hasta encontrar algo que me llame la atención…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s