Star Wars VII: la nostalgia se pone al día

Al igual que el propio George Lucas, he querido tomarme mi tiempo para publicar una opinión sobre El despertar de la fuerza, y de paso ir escuchando ajenas. La mía no va a ser tan desfavorable como la del padre de la saga, aunque tengo que admitir que entiendo su decepción y tristeza al verse así expulsado de su mayor creación. Al fin y al cabo, los católicos estamos celebrando el año de la Misericordia. La que Lucas me inspira, sin embargo, no invalidaría el clásico reproche a quien llora como mujer lo que no ha sabido defender como hombre.

Toma de Granada

George Lucas (se le reconoce por la barba) entrega a Disney los derechos sobre su franquicia

De hecho, coincido con la extendida aprobación que ha merecido la película. Dosifica el dinamismo, la emotividad y el humor sin caer en excesos (aunque yo le quitaría el encuentro de Han y Chewbacca con los cazarrecompensas). Estas “viejas glorias” y otras que tantos espectadores nostálgicos estaban esperando ver no usurpan el protagonismo de los nuevos héroes. Las referencias a la trilogía clásica (episodios IV-VI) son muchas, muchísimas incluso, pero se introducen con mayor elegancia que los también numerosos anticipos que se dejaban caer en los denostados episodios I-III.

A propósito de esto, una palabra que ha aparecido en varias críticas de El despertar de la fuerza es remake. No necesité leerla, ni tan siquiera salir del cine: mi compañero de asiento me la susurró cuando yo ya llevaba unos cuantos minutos pensándola. Esto no entraña censura necesariamente: quizá una película como esta es lo que habrán necesitado muchos para convencerse de que la originalidad está sobrevalorada (decíamos ayer). Era imposible rodar un abierto remake de Star Wars, obra abierta e inacabada a causa de su universo expandido de películas, series, novelas, cómics y videojuegos, de manera que lo único que se podía hacer con ella era continuarla (dudo mucho que pretendan terminarla).

De todo ese legado del pasado, para mí lo más importante y meritorio en términos generales es la sencillez de la trama, ceñida a la aventura como en IV-VI (lo resume espléndidamente Ricardo Bedoya), sin enredarse en las marañas políticas y amorosas que fueron la gran ambición y el gran lastre de I-III. La sola frase de Tarkin de “El emperador ha disuelto el Senado para siempre” (IV) vale por todos los discursos, mociones de censura, decretos y golpes de estado de I-III; todo el acaramelamiento entre Anakin y Padme a lo largo de II-III nunca llegará a convencer lo que el “-Te quiero. –Lo sé” del episodio V.

Han Leia Bespin

Home, es que no hay color…

A-P-anakin-and-padme-26981795-500-206

Ahora, la razón más evidente de un remake es siempre el afán de contar la misma historia al gusto de un público distinto, que a menudo comparte generación y Weltanschauung (perdón) con el propio cineasta. Creo que no vale la pena enumerar, ni superficialmente, todo lo que El despertar de la fuerza conserva de IV-VI –cuanto menos lo recordemos, mayor será el placer de descubrirlo en nuevas vistas de la película-, pero sí llamaré la atención sobre algunas de las actualizaciones.

Una, muy favorable, es el mayor dinamismo y expresividad de los personajes, incluidos los secundarios: incluso los soldados de asalto de la Primera Orden, que siguen siendo la carne de cañón de siempre, resultan convincentes como temible fuerza militar. En el aire logrado de los villanos de la película desentona tan solo el monstruito digital del Jefe Supremo Snoke: con ese nombre, lo siento, se lidera mejor una pandilla suburbana que un imperio cósmico.*

Snoke

Mi tessssoro…

Personaje carismático sobre el que hay muchas expectativas es el piloto Poe Dameron. Leo que algunos reconocen en él un nuevo trasunto de Han Solo, por su arrogante humor y seductoras cejas. De momento, a mí me basta con ver en él la vindicación de aquellos pilotos rebeldes que caían como moscas en la anterior trilogía (salvo el as Wedge Antilles, que interpretaba Denis Lawson) con una constancia digna de más líneas de diálogo.

Nunca uno solo debió tanto a tan poco

Pero vamos al trío protagonista, encabezado de manera incuestionable por el carácter femenino, Rey (que no Reina). Ella es, aparte de bellísima, invencible blandiendo el sable de luz o esa especie de palo de cortina que porta al principio, pero sobre todo es seria, madura y eficiente. Como contraste al que me han acostumbrado las series de televisión por cable, su compañero Finn es muy noble pero algo más torpón e inseguro, y no digamos ya el inesperadamente también joven villano Kylo Ren. Ahora bien, creo que el mayor signo de los nuevos tiempos y al mismo tiempo la principal debilidad en el diseño del personaje de Rey es su intenso individualismo.

Me explicaré: de mejor o peor manera, un motivo que recorría las dos trilogías anteriores era el de la necesaria –y delicada- relación entre maestro y discípulo. Por excelentes que sean las aptitudes naturales de los Skywalker, estas deben ser encaminadas por la experiencia de Obi-Wan, quien a su vez tampoco puede –y ahí residiría su primer fracaso- considerar a su aprendiz como una materia dócil y maleable a sus proyectos (“¡Tú eras el elegido!”). Ese conflicto entre autoridad, deber y aprendizaje, envenenado por la soberbia (que es la caída mítica por excelencia, la hybris de los héroes griegos, el pecado de Lucifer y el propio Adán) amagó con ser el elemento principal de la corrupción de Darth Vader en I-III, hasta que el guion se torció cuando el pobrecito Anakin se pasó al Lado Oscuro porque lo que quería era salvar a la mujer que amaba; es decir, que se volvió un malvado de puro bueno que era.

La joven Rey está por encima de estos conflictos. No necesita de yodas ni obiwanes para ir descubriendo y explotando sus habilidades, hasta el punto de con solo “dejarse llevar” (let it go, ¿le suena a alguien?) le saca la mugre a su bien –o, en todo caso, más– entrenado enemigo Ren, inestable como hemos dicho, inmaduro… y víctima de sus maestros. En conclusión, la necesidad de la heroína parece más afectiva que profundamente existencial; añora más el amor y la ternura de una familia (tanto Han como Luke se erigen en figuras paternas) que ningún tipo de guía para hallar su camino y su destino. Ella por sí misma lo hace todo.

Libre soy

Educación posmoderna

sombra-papa-bambi

Educación de la otra

También puedo equivocarme, que al fin y al cabo hemos dejado a Rey frente al anciano Luke, en emotivo final, con la cámara girando en torno a ellos –cosa nunca vista al final de una película de Star Wars, siempre con plano estático. Ya comprobaremos si hay aprendizaje y de qué tipo. El final abierto es una manera, a veces nada sutil, de implorar el beneficio de la duda a los espectadores, pero hay que reconocer que este episodio VII se lo ha merecido con creces.

* Palpatine tampoco es que fuera un nombre muy impresionante, la verdad es que a mí me parece medio amanerado, pero será por eso que en IV-VI le llamaban tan solo “el Emperador”. No había otro ni podía haberlo: para qué buscarle un nombre.

Anuncios

13 pensamientos en “Star Wars VII: la nostalgia se pone al día

  1. Yo la vi la semana pasada.
    Empecemos por lo bueno. La peli me ha parecido muy entretenida , mucho más que la “Amenaza fantasma” (para mi la peor de las rodadas hasta ahora). De verdad, vaya por delante que me lo he pasado pipa.
    Ella me ha gustado mucho, el personaje de la vieya de las gafas también y sobre todo DB8. Es mucho más expresivo que R2 y de hecho me recuerda a los flexos de Pixar.
    Me ha gustado que hay humor sin necesidad de hacer gags ridículos aunque a veces rocen lo infantil.
    La acción me ha parecido fluida.
    Me ha gustado que no se abusase de los efectos digitales sin ton ni son. En los episodios I,II y III parece que había que meter tecnología sin cabeza simplemente por el hecho de que podían.
    Me gusta que hayan respetado un poco que las naves de repente no sean megaaaaaaaaa chulas y modernas como las de los tres primeros episodios. Estamos en una época en la que esa edad dorada ya pasó.
    Siempre me gustan Han Solo y Chewbacca.
    Me mola el guiño al ajedrez sideral del Halcón milenario.
    Sobre el malo no lo tengo muy claro. Sin duda alguna y solo por comparar me lo creído más en sus 30 segundos sin máscara que al Anakin jovenzuelo en las otras dos. Ahora, está lejísimos de ser Darth vader.
    El que no me ha gustado es el del holograma, sea quien sea.
    Ahora lo malo.
    ES IGUAL QUE LA GUERRA DE LAS GALAXIAS. Básicamente es la misma historia. Sin más.
    No se han esforzado mucho escribiéndola la verdad.
    No es que sea un tufillo de parecido, noooooooo, es la misma historia!!!!
    A ver, ¿A nadie se le ha ocurrido otra super arma que no sea la estrella de la muerte??? jo tio, que ya se han cargado 3. Aaaaaaaaaah que esta está incrustada en un planeta, oooooooooh siiiiiiiiiii, eso lo cambia todo.
    No entiendo la situación política, es decir. Hay república (el imperio ha caído) , unos tíos que se llaman la nueva orden no están de acuerdo con ella…hasta ahí vale. Entonces…¿Por que no son ellos los rebeldes???? joer, es que no lo entiendo. ¿Por que tienen destructores imperiales que deberían de ser de la república? ¿Hay que darle a la princesa Leia y en general a los buenos aire de partisanos? En este caso los buenos son el poder establecido no? a lo mejor es que no me he enterado.
    No entiendo las motivaciones de Finn (o como se escriba, el negro vamos). Mmmmmmmm, hay mucha guerra, mmmmmmmm, la guerra me pone triste, mmmmmmmm, deserto, mmmmmmmmm, salvo a un piloto de la “resistencia” (por cierto un tío al que le han dado un aire Han solo en un otro gran alarde de originalidad),mmmmmmmmmm, soy bueno y no quiero pelear….pues no te creo. No te creo ni un poco , lo siento.
    No me gusta que muera Han solo. Punto, sin discusión. Me cae bien , es el personaje más creíble de toda la saga y se lo cargan para darle credibilidad a su hijo. Es una canallada. Han solo es el amo. Que les den.
    Tampoco entiendo (aunque eso supongo que lo explicarán más adelante) que el tonto de Luke (que es tonto porque siempre fue tonto y sigue siendo tonto) se “retire” a nosesabeelqué y encima deje un mapa partido en dos para que lo encuentren. Pa que tontaina????? Si te piras te piras y ya llamarás tú cuando quieras volver. Como eres tontaina y soso además eres el culpable de no haber sabido formar a tu sobrino. Mu tonto vamos. Esperemos que la chica sea tu hija y que se arregle el tema. Además, creas un maldito Sith porque eres torpe y encima te das el piro y les dejas el marrón? tontaina y jeta.
    Otra cosa, Han solo muere. Leia lo nota porque la fuerza es intensa en ella. Bajan del Halcón milenario Chewie y la muchacha y yo pienso ” Vaya abrazo emotivo que se van a dar Chewie y Leia que se conocen de toda la vida y que además tienen a Han solo en común”. Nooooooooooooo, Chewie se va con el herido y Leia y Rey se quedan ¿Dándose el pésame? ¿chewie te debe dinero y por eso no le puedes ver Leia?
    Eso me chirrió bastante.
    Otra cosa, el malo maloso para un rayo laser en el aire (escena que me mola mucho la verdad). O sea , es poderoso de narices (eso no lo hizo su tio ni con ayuda). Peeeeeeeeeeero, se enfrenta al negro que es la primera vez que agarra un sable láser y…las pasa canutas. Andaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
    Bueno, no sigo que me pierdo.
    En resumen, me lo he pasado bien y creo que ha sido así por lo obvio (es la misma maldita historia) y porque las comparo con los episodios I,II y III que para mi dejan bastante que desear en muchas cosas pero que eran originales.

    Le gusta a 1 persona

    • De acuerdo con la mayoría de las cosas.Discrepo con el ensañamiento con Luke, prubín, aunque reconozco q lo q menos se esperaba de él era que saliera huyendo. Además la enana vieya miope tampoco me ha gustado tanto…
      Han Solo sigue vivo en nuestros corazones!!!!!!

      Le gusta a 1 persona

    • Estoy de acuerdo con lo que dice, pero creo en el fondo yo esperaba que no fuera tan diferente a las otras, así fue y me gustó.

      De acuerdo con que el nuevo Darth Vader no le llega ni a la rodilla vamos, y ya pudieran haber puesto a alguien más presentable (guapo) y menos chiquillo (con pataletas).

      Con la muerte de Han Solo, uno no se lo termina de creer y dice, pero de verdad no se va a levantar de por algún lado??, caramba está bien que ya esté tío pero, que es Han Solo!

      Yo pensé que era la única que quería aplaudir cuando salió con Chewie o cuando apareció Leia!!

      Le gusta a 1 persona

      • Para el hijito de Han Solo, no creo que sea tan feo, sino que tiene un aire de belleza novedosa, aguileña, de moda últimamente en actores como Benedict cumberbacht o el que hace de Loki en las películas de Marvel.

        Me gusta

      • Venía a ser lo mismo que las otras, de manera claramente intencionada. Lo cual nos ha agradado a muchos. Pero hay algo que ha desaparecido irremediablemente, y que para mí formaba parte del ambiente “Star Wars” tanto como las letras del principio: el logo y la música de la 20th Century Fox. Qué pena.

        Le gusta a 1 persona

  2. Impresionante… muy impresionante… Eres más observador que yo en muchas cosas: lo del reencuentro Leia-Chewbacca es verdad y ni se me había pasado por la cabeza. Coincidimos en estar convencidos de que Rey va a resultar siendo la hija de Luke. con este creo que eres un poco duro; me recuerdas a un antiguo compañero mío del colegio que decía que si cambiabas a Luke por una planta, la trama de “El Imperio contraataca” no variaría lo más mínimo.

    Me gusta

  3. G. Lucas es un autor muy por debajo de su obra: se le nota en su mezquindad al apreciar los logros de este nuevo episodio, pero sobre todo en el mal gusto que exhibió desde “La amenaza fantasma” y, antes, en los retoques que hizo a su propia trilogía original para el restreno. Tengo una edición en DVD con sus comentarios, y cuando habla él, nunca dice nada interesante.

    Le gusta a 1 persona

    • Como consuelo, digamos que eso de ser inferior a la propia obra se le achacó tradicionalmente a Cervantes.
      Me propongo un alto reto para una futura entrada (lejana, muy lejana, eso sí): hablar de las cosas buenas de los episodios I-III. Algo rescatable tienen, y últimamente me dan más ganas de reconocerlas ante todos los denuestos y desaires que le están cayendo al pobre Lucas.

      Me gusta

  4. ¿Os imaginais que Obi wan hubiese tomado de pupila a Leia? Creo firmemente que el imperio no hubiese contraatacado y que la segunda pelicula se llamaría “Papá y el señor Palpatine en los lunes a los soles de Tatooine”. Lo se, lo se, le tengo manía a Luke, pido perdón.

    Me gusta

  5. Sobre todo lo que no se explica y que a tí te parece tan bien que no pierdan el tiempo con ello, lo mas importante me parece la misteriosa aparicion del sable de luz de Luke (que debería haberse perdido en el duelo de El Imperio Contraataca). No solo lo tiene la enana, como sutedes la llaman, sino que cuando le preguntan por el se niega a dar explicaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s