Mi abuela, ‘El señor de Bembibre’ y yo

Recomendación literaria personal (enlazo la normal)

Mi abuela, que de jovencita había escrito para otros (fue amanuense de tío Matías el periodista), en su ancianidad dejó que otros le leyéramos. La vista ya no le daba para más. Muchos veranos en su casa se me fueron buscando libros para ella. No recuerdo muchos de los títulos, pero sí que con ninguno pude acertar más que con El señor de Bembibre. Ella seguía con atención las desventuras de los protagonistas, las hermosas descripciones y aquellos diálogos tan apasionados como declamatorios. Interrumpía poco la lectura: solo en momentos extremadamente emotivos, tanto que se prestaban a la ironía, dejaba escapar un comentario como para ella misma. Por ejemplo, ante la infernal “lluvia de plomo derretido, aceite y pez hirviendo” que los templarios vertían sobre los asaltantes de su castillo (cap. XXVI) recuerdo que ella se sonrió un poco y dejó escapar “¡Qué diablura!”.

Travesuras de la guerra medieval

En vista de la buena acogida de El señor de Bembibre, busqué otras novelas históricas del romanticismo español. Di con La espada de San Fernando, de Luis de Eguílaz (1830-1874), pero la fortuna no fue la misma. Hay que reconocer aquí el buen gusto y ojo crítico de mi lectora, porque el talento de Eguílaz estaba muy por debajo del de Gil y Carrasco. Como acorde de mi trepidante lectura de La espada, cada pocos capítulos se escuchaba a mi abuela comentar “¡Ya se desmayó otra vez!”, siempre que la heroína se privaba al ser raptada por la morisma o el traidor de turno.

Hubo también libros de mayor aprobación, y si no los recuerdo bien debe de ser porque una vez terminados, la abuela daba su veredicto pero apostillando siempre que, de todas maneras, no había ninguno que igualara El señor de Bembibre. Se trata de un juicio que, claro, hubiera quedado algo fuera de lugar en mi recomendación para Castellano Actual. Sin embargo, aquí sin salirme de mi pequeño tiesto literario, es lo mejor que puedo decir sobre este pequeño clásico español para invitar a su lectura, demorada y compartida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s