León y urogallo

Urogallo

Tanto empeño que ha puesto la revolución bolivariana en fabricarse su propio Bolívar solo suyo, hasta en la efigie, y ella misma se lo arruina al darle, en la película oficial, una jeta de boxeador que hubiera pegado más, me parece, a un O’Higgins o a un José Tomás Boves (o Bobes, en astur genuino).

Bolívar 1

¿Evolución…?

Bolívar 2Bolívar 3

Yo supe de la existencia de este terrible paisano mío por un compañero de colegio que, creo, hasta decía ser descendiente suyo. Leí algo más sobre él en Jesús Evaristo Casariego, y en algunos novelistas asturianos como Óscar Muñiz o Alfonso Camín. Pero me interesó más cómo lo veían los venezolanos: y así hice recomendables descubrimientos.

Boves también tiene su película, Taita Boves (2010). Qué cara de malote.

Boves también tiene su película, Taita Boves (2010). Qué cara de malote.

Anuncios

Un pensamiento en “León y urogallo

  1. Los “ismos” póstumos estoy seguro de que horrorizarían a muchos de los “izados”: Cáceres y el etnocacerismo, Zapata y el zapatismo, Bolívar y el bolivarianismo (que, al menos, se llama ya desinhibidamente chavismo). Aunque peores son los de proyección futura, como un eslogan que leí por ahí que afirmaba que San Martín habia sido el primer peronista. Y ellos en la tumba, pobres, sin poder defenderse.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s