El “Ollantay”: fuentes inesperadas

El actual presidente del Perú debe su nombre de pila a un legendario héroe del incanato cuya memoria permanece gracias a cierto drama de la época virreinal en lengua quechua, el Ollantay, historia de rebeldía y clemencia con vaga excusa amorosa. Resulta léxicamente llamativo que, para su primera experiencia electoral en 2006, Humala  escogiera como emblema electoral una especie de cacharro, mientras que en la segunda, que fue la que lo llevó a Palacio, se presentara bajo una más personalista letra O. Como observara mi compañero el dr. Arrizabalaga, el aspirante a mandatario empezó con una olla y terminó con una llanta.
 Gana Perú
Un examen de literatura corregido hace poco llegaba, por vía de la misma falsa etimología pero sin voluntad de hacer un chiste, a una conclusión revolucionaria para la historia de la literatura:

Ollantay está basada en la obra La comedia de la olla de Plauto autor de la literatura romana. En ambas obras aparecen dos personas codiciosas. (…) Al final todos los personajes logran ser felices.    

drama-ollantay

Los incas, supersolemnes como siempre. Es que ni don Ricardo Palma era capaz de sacarles un chiste.

 

Aulularia. La comèdia de l´olla

Nótese el aire de familia con el teatro de Plauto (foto de escenamateur.org)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s