Remolinos sobre un cardenal

Cardenal de RafaelUna foto de mi última entrada atestiguaba un curioso remolino temporal, gracias al cual un escultor de los mayas precolombinos había estampado el perfil de Miguel Ángel Asturias, su grande cantor del siglo XX. Hoy presento otras dos posibles pruebas de lo relativo que resulta esto del ayer y el hoy: una, el retrato que hizo Rafael Sanzio del actor Adrien Brody (nadie se ha puesto de acuerdo sobre la verdadera identidad del modelo, y por algo será); otra, un abuelo llevándole la contraria a su nieto a propósito del mismo cuadro… y con sesenta años de anticipación.

En 2001. Poesía reunida, p. 262

Miguel d’Ors, en 2001. Poesía reunida, p. 262

Un día, hubo un salto en la rosa de los vientos del gusto. Rompiose con la Academia, y entonces diéronse las gentes en invocar la naturaleza y la vida. Así vinieron a preferir, probablemente a cualquier otro Rafael, el Retrato de un Cardenal. (…) el valor del rostro es valor de psicología. Decimos ante él: “¡Cómo se ve al italiano del Renacimiento!… ¡Qué tipo fino, concentrado, inteligente, inmoral, acaso traidor!” De aquí podemos lanzarnos sin inconvenientes a fantasías sobre Papas, hijos naturales, venganzas, dagas y venenos. Total, literatura…

[NOTA:  Tan literatura, en el peor sentido de la palabra, que, identificado el modelo del Cardenal, resulta ser un suizo.]

Eugenio d’Ors, Tres horas en el Museo del Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s