(Ausencia)

Me veo en Ostende, fuera de estación, recorriendo los malecones desiertos y ventosos, a la sombra de los grandes hoteles abandonados, buscando en vano sobre el mar opaco, aplomado, el vuelo de los feos patillos de mi tierra.

(Julio Ramón Ribeyro, La palabra del mudo II)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s