De la mano de con quién

De primeroseducadores.blogspot.com

De primeroseducadores.blogspot.com

La mayoría de hablantes nativos, según escucho a mis alumnos y algunos vecinos, no usa la expresión “ir de la mano de alguien”, sino “de la mano con alguien”. Pienso, medio ocioso como estoy, en las connotaciones de ese cambio de preposición sobre el (creo) uso más extendido en castellano:

a) Desconfianza: podré ir contigo y hasta admitir contacto epidérmico, pero ojo, que la mano es mía (ver entrada anterior).

b) Individualismo: tomo tu mano, pero voy contigo: tú no eres quien me lleva.

c) Entrega (la benévola): lo de menos es de quién sea la mano, lo importante es con quién voy.

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “De la mano de con quién

  1. Me suena mucho “Voy de la mano con mamá” (estaríamos en el mismo caso con/de). Quizás se empiece a considerar dependencia, ¿algo para los niños? Y cómo queda “voy del brazo de mi esposo” ¿voy CON el brazo de mi esposo? jajaja

    Me gusta

    • Trampa! La alternativa sería “del brazo CON mi esposo”, aunque el problema de interpretación tal vez no exactamente el mismo (normalmente uno pone más brazo que el otro, sobre todo cuando es otra). Yo entiendo que la señora que va CON el brazo de su esposo, en la otra mano lleva una motosierra. Glup.

      Me gusta

  2. Apuesto por un individualismo, es cierto “voy contigo”, pero eso me remite a pensar en 3 seres inmersos en ese caminar de la mano; siempre lo he sentido así: Vamos tu, yo y nosotros ( ese tercer ser, el que hacemos al unirnos sin perder ser quien somos ), el mismo que de llevarse bien juntas esas manos, tras unos años y una serie de “requisitos a cumplir y momentos a celebrar” se convertirán en hijos, pequeños o pequeñas “nosotros de la mano”
    ( ¿me habré ido por la tangente?)

    Me gusta

    • ¡Ni mucho menos! Me parece una observación muy aguda (con regusto al título de una comedia de Enrique Jardiel Poncela, “Tú y yo somos tres”, aunque el argumento en este caso era el de una chica que se casaba por correspondencia con un joven… que resultaba tener un hermano siamés).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s