Lo que recuerda, si te das cuenta, quien intenta tímidamente hablar por primera vez en otro idioma

(Único fragmento memorable de una gris novela histórica del siglo pasado)

La lengua castellana que hablaba Isabel era como un pajarito herido en un ala, dando aletazos, retrocediendo, probando de nuevo, como si ella quisiera volverlo a hacer bien todo, mezclando alguna palabra francesa que tal vez ella creyese que podría haber nacido aquí bajo el sol de Castilla.

(Laszlo Passuth, El señor natural)

Nuestra joven reina de 1565

Nuestra joven reina de 1565

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s