“Una imaginación cultivada”

A nada de recoger la defensa de las Humanidades (que ya me está apeteciendo volver a llamar simple y claramente “Letras”, como hacía don Quijote y como hacíamos también todos en los ávidos e irresponsables años del colegio y la carrera) que hace “Doc” Thorne, mi distinguido compañero el profesor Velezmoro le envía refuerzos a mi correo, o sea la noticia del último premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (el de Comunicación y Humanidades se lo dan al creador de Super Mario Bros, mira tú qué cosa). En el diario El Comercio de Gijón, que no el de Lima, lo cual mis nostalgias cantábricas le agradecen el doble.

El nombre de Martha Nussbaum me lo había dado a conocer no hace mucho el buen narrador, amigo y camarada magentiano José Gabriel Sandoval, por medio del título Justicia poética. La imaginación literaria y la vida pública, que emparejo en mi biblioteca con el breve Literatura y Derecho. Ante la ley de Claudio Magris. No sé si meterá mucho ruido el premio, pero las nueces que me auguro recoger de la obra de Mrs. (dan ganas de escribir Frau) Nussbaum con los alumnos de Derecho, si me salen tan buenos como otros años, son muy sustanciosas. Desde luego lo son las de la entrevista. Yo saboreo, para que no se me olvide y poder sacarla a propósito apenas tenga la oportunidad, la expresión con que encabezo esta entrada.

Anuncios

2 pensamientos en ““Una imaginación cultivada”

  1. Saludos, Manuel, y pues bien merecido el premio de seguro. Ahora, también deberías de conseguirte Sin fines de lucro. Por qué la democracia necesita de las humanidades –aún me espera el libro para su lectura-, de la premiada, de la que te transcribo un comentario que figura en la contratapa: “Nussbaum sostiene que la educación para obtener beneficios económicos desplazó a la educación para la ciudadanía, y que con la marginación de las humanidades de los programas de estudio se descuidan el pensamiento crítico, la empatía y la comprensión de la injusticia” (Publishers Weekly). Servirá para tus clandestinas clases de Derecho y Literatura en la facultad la introducción a La verdad de las mentiras, de MVLL, que me recomendaste leer hace unos años. Por último, en biblioteca está El ocultamiento de lo humano, donde Nussbaum, citando sentencias de los EEUU e incluso, en alguna de sus páginas, el juicio al Oscar Wilde en Inglaterra, trata de explicar los sentimientos que producen ciertos hecho o actos humanos, busca racionalizar en algo nuestros sentimientos, algo que avanzó a hacer en Justicia poética…
    JGSC

    Me gusta

  2. Gracias, Jose! Hay toda una literatura aquí detrás, que deberá ir engrosando la esperanza de futuros cursos en Derecho y Literatura. Aunque te digo que no es Derecho de las facultades donde hay más que “evangelizar”…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s