Viernes Santo

Il giorno ch’al sol si scoloraro / per la pietà del suo factore i rai, lo llamó Petrarca. Lo peor del sufrimiento de Jesús no es el espantoso tormento físico, y menos aún la humillación o la soledad terrenas que lo acompañan. El único inocente asume todos los pecados de la humanidad entera, pasada y futura. Nadie puede caer tan bajo, tan lejos de Dios (tan lejos de sí mismo). El poeta chileno José Miguel Ibáñez-Langlois lo expresa de manera apasionante –nunca mejor dicho- en varios pasajes de su Libro de la Pasión. Transcribo del capítulo III:

6

El Hijo está ahí en lugar de los pecadores

sufre como suyos todos los pecados de la humanidad

como suyos dios santo

ese como suyos es un imposible un abominable un cara de hereje

el Hijo no puede tener pecados de nadie como suyos propios

como suyos los tiene (…)

7

Él es Adán y su pecado original ha ensombrecido al mundo

por eso suda sangre y sangre bajo la luna de los olivos

él gustó del sabor de una soberbia luciferina

él mismo golpeó con la mano de Caín y golpeó y golpeó

sobre el inocente Abel hasta asesinarlo

por eso debe expiar hasta la muerte

él es todos los más repugnantes seres de Sodoma y Gomorra

es culpable de todo cuanto se hace contra natura

por eso debe ser barrido de la faz del mundo

él es Marción es Manes es un gnóstico de las tinieblas

él posee todos los males de la inteligencia

y ha corrompido el cristianismo desde su interior

y ha desfigurado el rostro de Cristo de siglo en siglo

por eso debe morir en el patíbulo de la cruz

es el peor de los Borgia y de los Médici

tiene ojos de artista degenerado y suaves dedos de envenenador

es un poeta y filósofo maldito peor que Rimbaud

en su alma cultivó la depravación

por un lento y razonado desarreglo de todos los sentidos

él se volvió loco después de gritar con la voz de Nietzsche

Dios ha muerto yo mismo lo maté

por eso lo ha abandonado su Padre Dios

él acumuló grandes cantidades de dinero a costa de la sangre del pobre

él inventó la ley de la selva y la lucha de clases y la dictadura del proletariado

por eso debe ser pasado por la justicia

él dio las perentorias órdenes de Hitler y Stalin

él liquidó a millones de víctimas inocentes que él mismo había encerrado en Auschwitz y en toda Siberia

él disparó a mansalva él puso bombas de tiempo en las salas cunas

él prestó al siglo XX el fulgor apocalíptico de su agonía

él construyó las armas nucleares y a sangre fría las estalló

en medio de la innumerable indefensa población civil

por eso debe ser castigado hasta la muerte en cruz

él vendió su Maestro por treinta monedas

él fue sus propios crucificadores

por eso está allí tirado sobre el polvo de Getsemaní

y traspira sangre y sangre a la luz de la luna

bajo la mirada justiciera inmóvil toda conmovida

                                                                                  de su Padre Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s