John y Jhon

John es un nombre típicamente inglés, o anglófono. Para peruanizarlo, basta con cambiar la hache de sitio y escribir Jhon. A qué se debe esto, no lo sé. Sospecho que, inconscientemente, se acerca la letra insonora a la jota como un indicador de que esta no se pronuncia de manera normal, sino como una ye (perdonen los españoles, pero aquí todos dicen ye como los académicos). O sea, que le estarían aplicando, muy creativamente, la norma que justifica la grafía “ch”.

Yo no tengo valor para decirle a un estudiante que, con arreglo a su origen, el nombre que lleva debería escribirlo diferente a como se lo pusieron sus padres. Pero a cada uno lo suyo: quienes me escriben “sir Jhon Falstaff” son penalizados. El caballero shakespeariano, que tan simpático solía caer a mis alumnos por ser borracho, cobarde, mujeriego, ladrón, embustero y, encima, gordo… es inglés, y no peruano. Qué consuelo.

Anuncios

5 pensamientos en “John y Jhon

  1. Hombre, puedes añadir a la ensalada a algún Jon vasco. ¿Qué pinta tendría un Jon Falstaff? Podría seguir siendo gordo y borracho, pero ¿cobarde? Los de Bilbao no lo consentirían. ¿Y mujeriego? Más quisiera, je.

    Me gusta

  2. De sobra sabemos que basta leer la lista de estudiantes para que por lo menos una sonrisa se nos dibuje… o explosiones de risa escondidas al inicio de cada semestre. Tengo entre tantas pruebas de imaginación lingüística que hasta Josef y Josshep comparten aula con el pobre José que se siente tan común… o quizás ya no.

    Me gusta

  3. No si desear que este blog sea un hito de la red o dejarlo para unos poco privilegiados, porque como lo lea alguno de Bilbao e imagine a Orson Welles con su txapela como el olentzero ya tenemos la imagen de las navidades futuras…
    Por otro lado, me encanta la cita que tienes puesta como cabecera del blog, pero ¡es muy difícil de leer! Es lo primero que ve quien llega a esta puerta y, una vez que lo conoces, es una magnífica cita anfitriona, es una pena que el navegante se pierda entre blancos y negros esa magnífica introducción.
    Un abrazo
    toño valle

    Me gusta

    • Agh… Toño, acabas de producirme remordimientos de conciencia… Confiemos en que los ayuntamientos abertzales sean escrupulosos y consideren que un Jon Palstap resulta poco edificante para los niños. Además, que no repartiría regalos sino que se los llevaría para venderlos, como en aquel microcuento tuyo de hace años…
      En cuanto a la cita, tienes toda la razón! Necesito tiempo para familiarizarme con el Photoshop, y seguro que consigo que aparezca más legible.
      Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s